Entradas con la etiqueta arnage

Bentley, el último Lordman

Cuando en 1998 el Grupo VW -ese que ahora quiere controlar Porsche- compró Bentley, muchos pensaban que era el fin definitivo de la tradición inglesa automovilística más lujosa. Pensaban que dentro de un Bentley se empezarían a ver materiales de dudosa reputación, pieles de diferentes vacas, maderas de diferentes árboles y otras ignominias.

Muy al contrario, el Grupo VW invirtió más de 500 millones de libras esterlinas en la marca. Y, desde entonces, Bentley ha recuperado una parte muy importante de lo que fue: lujo, exclusividad, englishness -qué orgulloso estaría de ello Noël Coward- y rapidez, mucha rapidez. Si se tardan 400 horas en construir a mano un Arnage, en parte se hace porque el propietario quiere velocidad en la carretera y no en los plazos de entrega. Intenten ustedes montar a mano un 6.75 litros de 500 cv. y luego me cuentan.

Volviendo al mundo vacuno. ¿se imaginan cuál sería el resultado de tapizar un coche con pieles de diferentes vacas? Catastrófico sin duda. Dos vacas, inglesas por supuesto, son totalmente diferentes entre sí. Cada una come lo que le apetece, se estira al sol o a la sombra lo que le apetece, muge a su conveniencia, elige una zona del prado a capricho, etc.. Y su organismo genera células dferentes para hábitos diferentes. Su piel es el resultado de un proceso biológico complejo que la nutre de textura, elasticidad, grosor, color e incluso aroma. Por ello cada vaca tiene “su” propio coche. Es impensable tapizar el asiento de la derecha con Paquita y el de la izquierda con Catalina, eso acaba en divorcio seguro.

Tanto de lo mismo ocurre con la madera natural que complementa amablemente el interior de los Bentley. Cada árbol viaja en un solo automóvil. El propietario incluso puede aportar el ciruelo de su jardín para adornar sus desplazamientos sin sentirse agredido por una veta diferente de un árbol que vaya usted a saber por cuantos animales salvajes ha sido generosamente miccionado. Animales salvajes como por ejemplo la ardilla, cuya micción es desproporcionadamente larga en relación al tamaño en sí del bicho, como bien es sabido por otro lado.

En próximos capítulos de este blog abordaremos temas tan trascendentales como: ¿el nivel de decibelios de la capota del Azure provoca stress? o un tema de rabiosa actualidad, la ecología, que será tratado en un ensayo titulado: “Bentley y la ecología: acelerando 3 toneladas en 5 segundos”

Preguntas frecuentes | Contáctanos | Aviso legal | Política de privacidad | Cookies | Herramientas de SEO

© BINT